8 razones para externalizar tareas a través del crowdsourcing

Externalizar tareas a través del crowdsourcing.

¿Has necesitado de forma urgente un logo, una tarjeta de visita, la redacción de unos contenidos, un test de usabilidad, evaluación de UX, pasar un PSD a HTML, desarrollar un sitio web (la lista podría continuar) y no tener a quien acudir?

¿Qué tal si en vez de buscar a LA persona o a LA empresa para solucionar este problema, buscáramos una comunidad?

El término crowdsourcing fue introducido por primera vez en 2006 por Jeff Howe en un artículo de la revista Wired (The Rise of Crowdsourcing, en inglés):

Hobbyists, part-timers, and dabblers suddenly have a market for their efforts, as smart companies in industries as disparate as pharmaceuticals and television discover ways to tap the latent talent of the crowd. The labor isn’t always free, but it costs a lot less than paying traditional employees. It’s not outsourcing; it’s crowdsourcing.

El crowdsourcing, es decir, el hecho de ocupar una comunidad de profesionales especializados para ejecutar una tarea, cumplir una función específica de forma puntual e incluso llevar a cabo un proyecto, se expandió de manera importante, siendo actualmente una forma interesante para responder a las necesidades de las startups, empresas pequeñas, medianas e incluso grandes negocios.

Las plataformas de crowdsourcing unen a las empresas / personas que necesitan servicios, y por otro lado a las empresas / personas que prestan servicios. 99designs, Envato y Upwork son ejemplos de lugares donde encontrar profesionales y soluciones para necesidades de diseño, desarrollo y contenidos.

Veamos por qué.

1. Solucionar necesidades puntuales

Si necesitas un logo, una tarjeta de visita, una cubierta de libro, diseño para una polera o hasta el diseño de un sitio web o aplicación, es muy probable que encuentres la solución en una plataforma crowdsource.

 

Lo mismo si quieres pasar un PSD a HTML, revisar un texto, traducir o incluso hacer una integración de tu servicio con alguna API de Google.

2. Encontrar proveedores

Además de solucionar un problema puntual, las plataformas crowdsource son excelentes lugares de encuentro para identificar proveedores, trabajar juntos, ver si hay un “fit” de negocios y seguir trabajando juntos.

3. Acceder a una mayor variedad de propuestas

Es prácticamente imposible pedirle a un diseñador o a una agencia 40 propuestas de diseño sin llegar a la ruina o extender demasiado los plazos de ejecución de un proyecto.

La única advertencia que le daríamos a alguien que nunca ha trabajado bajo esta modalidad, es no esperar que la falta de decisión de uno sea compensada por la cantidad de propuestas que puedan llegar. Dicho con otras palabras, si en general te cuesta decidir entre una versión u otra, tendrás que aprender a tomar decisiones rápidas ya que en general las plataformas crowdsource funcionan con líneas de tiempo claras e hitos bien determinados.

4. Ahorrar tiempo y dinero

Lo que es relevante en una plataforma crowdsource, no es necesariamente la tarifa horaria del proveedor o el profesional que será contratado, sino que el ahorro de tiempo y plata para ir a reuniones, gracias a una gestión a través de un modelo tipo agencia donde el ejecutivo de cuenta se hace cargo del proyecto pero no de la ejecución.

Ojo, ahorrar tiempo y dinero no significa que al otro lado del planeta (o de la calle) habrá algún adivino que sabrá por arte de magia lo que requiere un cliente. Definir pequeñas tareas no es sinónimo de no hacer requerimientos, no detallar, dar feedback y básicamente, involucrarse. En otro artículo les daremos pequeños consejos sobre cómo enfrentar mejor esta forma de trabajo.

5. Encontrar talento

Una vez que identificaste a alguien interesante, trabajaron juntos, tuvieron buenos resultados, ¿por qué no contratar a esta persona o desarrollar una relación de negocios a mediano y largo plazo? Las plataformas crowdsource se pueden convertir en excelentes fuentes de referencias para reclutar colaboradores: personas que pueden trabajar remotamente o que incluso se pueden conocer físicamente y seguir trabajando juntos.

La mayoría de estas plataformas ofrecen la posibilidad de contratar directamente a un profesional en un proyecto “uno a uno”.

6. Asegurar la continuidad del negocio en horarios y días inhábiles

El tema de los horarios en el trabajo remoto y la colaboración con personas de otro país o continente, puede ser una real ventaja. Si lo vemos como una extensión del horario actual de nuestra oficina, es genial y liberador saber que escribiste un texto en el día, necesitabas una revisión del inglés y alguien en Europa lo puede ver mientras tu duermes.

7. Disminuir el riesgo

Tener un plan B y un plan C puede ser bien útil en el marco de un desarrollo digital. En la gran empresa, el plan B puede significar tener una alternativa si la carga de trabajo del equipo es demasiado alta. Para una pyme o startup, el plan B salva cuando alguien del equipo se encuentra ausente o simplemente un colaborador o proveedor te dejó botado.

8. Internacionalizar el equipo de trabajo

Cuando estás en América Latina y trabajas con una plataforma de crowdsourcing, es muy probable que termines colaborando con personas de la India, de Estados Unidos, Rumania o Rusia, lo que agrega una componente internacional al equipo y francamente puede ser bien enriquecedor.

Qué tareas externalizar

Estas son tareas que se pueden delegar muy bien en esta modalidad de servicios:

  • Diseño de logo e imagen de marca (excelente alternativa para una startup).
  • Diseño de material de presentación corporativa como tarjetas de visitas, informes, plantillas.
  • Diseño de merchandising como tazones, poleras, diseño editorial.
  • Diseño gráfico en el sentido más ámplio.
  • Diseño web.
  • Confección de HTML (pasar por ejemplo un PSD a HTML/CSS).
  • Desarrollo o personalización de sitios en WordPress.
  • Pruebas de QA.
  • Pruebas de usabilidad. Redacción de contenidos
  • Corrección y traducción.
  • Proyectos de desarrollo.

Experiencia con plataformas crowdsource

En FREED hemos trabajado principalmente con 99designs y envato. También hemos estado probando UpWork (antiguamente oDesk) y Elance, sin ir más allá en la concreción del proyecto, pero definitivamente vemos allí un potencial tremendo para llevar a cabo iniciativas puntuales, encontrar talento y partners.

Si bien algunos pueden ser reticentes a traspasar tareas a una comunidad ajena a la empresa (que por lo demás es muy probable que esté al otro lado del Planeta), para los que ven los beneficios y el inmenso potencial creativo que está detrás de estos procesos, el crowdsourcing no es una amenaza sino que una oportunidad.

¿Qué experiencia han tenido en modalidad crowdsourcing?


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published