Diseño para la experiencia cliente

Diseño para la experiencia cliente de FREED.

Diseñar experiencias centradas en las personas hoy es el foco de muchas organizaciones. Sus equipos de experiencia, servicios e innovación suelen sumergirse en tareas como definir los perfiles de clientes, mapear diferentes viajes con la empresa e idear nuevas formas para suplir brechas en el servicio.

Sabiendo que cada persona es única y su relación con una marca es subjetiva y depende del contexto de uso, en FREED nos preocupamos profundamente por descubrir qué ocurre con los clientes.

Somos un equipo multidisciplinario y aplicamos la rigurosidad de la investigación científica al descubrimiento del comportamiento de los usuarios con las marcas.

Más que diseñar experiencias notables, en FREED apuntamos al diseño PARA la experiencia.

Metodología para instalar capacidades y crear hábitos.

Fuente: elaboración propia en base al Modelo del Doble Diamante de Design Council UK.

Diseño para servicios y experiencias memorables

Aplicamos las metodologías y técnicas comprobadas, pero también experimentamos para encontrar nuevas aplicaciones y soluciones:

  • Metodologías Lean: validación constante y adaptación del producto o servicio de acuerdo a lo que aprendimos sobre los usuarios. Esto no significa que preguntemos a los usuarios lo que debemos hacer pero sí nos preocupamos de descubrir sus necesidades a partir de su comportamiento y de los datos.
  • Agilidad en la ejecución: de nada sirve planificar sin ejecutar y enfrentarse a la realidad del mercado. Si estás buscando un proveedor para tener más reuniones de debate y planificación, no lo encontrarás en FREED. Pero si buscas un partner creativo, riguroso y en búsqueda permanente de soluciones multidisciplinarias, conversemos. Desde idear un MVP a un proyecto piloto de e-commerce, nuestras acciones son concretas y medibles.
  • Experimentos y aprendizajes: sabemos que no hay fórmula secreta y que el éxito suele venir como fruto de la disciplina, la experimentación constante y los aprendizajes.
Conversemos

Diseño para una experiencia omnicanal

Las personas interactúan con una marca, no con canales de contacto. El canal de contacto en sí es un concepto creado desde el punto de vista de la empresa con un propósito de gestión. En las empresas “multicanal”, las diferentes áreas y los canales de atención suelen vivir en silos, aunque existan entes y procesos articuladores de las relaciones que se dan entre los canales. En el lado opuesto, cuando una marca diseña para una experiencia omnicanal, el cliente está en el centro de cualquiera de sus interacciones.

Entre otros conceptos, una experiencia omnicanal significa:

  • Interacciones integradas,
  • datos transaccionales integrados,
  • procesos integrados,
  • contenidos consistentes (sobre el producto, el precio, las políticas, la marca),
  • contenidos adaptados a cada etapa del viaje del cliente, a cada canal de contacto y cada touchpoint,
  • imagen consistente,
  • un mix canal - punto de contacto apropiado,
  • un nivel de servicios similar en todos los canales de contacto y
  • un servicio personalizado.
Conversemos